URL is copied to your clipboard.

Cómo investigar a tus antepasados judíos en MyHeritage

Daniella Levy

Cómo investigar a tus antepasados judíos en MyHeritage

La cultura judía siempre ha puesto un gran énfasis en la familia y en la importancia de conocer sus raíces. Si tienes antepasados judíos, o crees que puede tenerlos, hay muchos recursos disponibles para ayudarle a aprender más sobre ellos. MyHeritage cuenta con una rica selección de colecciones de registros históricos particularmente valiosos para aquellos que investigan la historia familiar judía.

En este artículo, exploraremos el concepto de identidad judía y tocaremos puntos importantes a tener en cuenta sobre la historia judía, luego nos sumergiremos en los registros judíos disponibles en MyHeritage y cómo buscarlos. También exploraremos cómo las pruebas de ADN pueden ayudarte a aprender más sobre tu herencia judía.

¿Qué es la etnia judía?

Mientras que la mayoría del resto de etnias están vinculadas a una región geográfica específica, la identidad del pueblo judío es un poco más compleja. Sus comunidades han vivido y prosperado en casi todos los continentes durante muchos siglos, creando subgrupos étnicos y culturales distintos. Además, aunque el judaísmo suele clasificarse como una identidad religiosa más que étnica, en realidad es ambas cosas. Esto significa que las personas que nacen en una comunidad judía siguen siendo consideradas judías aunque practiquen otra religión, y las personas sin ninguna herencia judía que se convierten a la religión judía también son consideradas judías.

La estimación de etnicidad de ADN de MyHeritage identifica actualmente 5 subgrupos étnicos judíos – más que cualquier otra compañía de tests de ADN:

  • Judío Asquenazí
  • Judío Sefardí – Norteafricano
  • Judío Etíope
  • Judío Yemenita
  • Judío Mizrají – Iraní/Iraquí

Cada una de estas etnias tiene un conjunto completamente único de características culturales, incluyendo la geografía, la historia, la cultura y la lengua. Sin embargo, todas se identifican como un único grupo cultural que tiene en común una identidad global que incluye la historia, la cultura, la lengua, etc. que todas comparten.

Por ejemplo, los judíos asquenazíes proceden de un grupo de personas judías que vivían en la zona de Francia y Alemania a principios de la Edad Media y que emigraron a Europa del Este a lo largo de los siglos, en gran parte debido a la persecución. Hablaban yiddish y otras lenguas de Europa del Este, como el alemán, el ruso, el ucraniano o el polaco, y su cocina se caracterizaba por los tipos de ingredientes que tenían más a mano: trigo, productos lácteos, ganso y otras aves de corral, coles y tubérculos.

Por el contrario, los judíos sefardíes consolidaron su identidad común en «Sefarad», el término hebreo que denominaba a la península ibérica. Después de que los judíos fueran expulsados de España en 1492 y de Portugal en 1497, se asentaron en territorios como Turquía, Grecia, los Balcanes y el norte de África, y se convirtieron en la cultura judía dominante en esas zonas. Hablaban variantes del judeoespañol, así como el turco, el griego, el árabe, etc. Sus cocinas incorporaban los sabores locales de los ingredientes que eran más fáciles de conseguir en climas más cálidos: diversas hierbas, arroz, especias, verduras frescas, legumbres y aceite de oliva.

Mizrahi Jewish cuisine
Algunos alimentos que son más probables de encontrar en una mesa judía sefardí o de Oriente Medio

A pesar de estas diferencias, ambos grupos -como todos los grupos judíos- hunden sus raíces en el antiguo Israel y Judá. Incluso después de asentarse en diferentes zonas de Europa, tanto los judíos sefardíes como los asquenazíes rezaban y estudiaban la Torá en hebreo y arameo, celebraban las mismas fiestas, se adherían a las mismas leyes religiosas y transmitían el mismo relato sobre su historia cultural. Había variaciones: por ejemplo, partes de sus servicios de oración diferían, y tenían diferentes costumbres sobre aspectos ambiguos de la ley judía. Pero, desde un punto de vista antropológico e histórico, estas diferencias son insignificantes en comparación con la identidad judía cohesionada que compartían.

La Historia es relevante

El gran grado de diversidad dentro de la cultura judía hace que sea difícil proporcionar un antecedente histórico breve que sea relevante para todos los subgrupos. Es importante investigar la historia específica de la región de la que proceden sus antepasados para poder comprender el contexto histórico en el que vivieron. Esto es especialmente importante en las regiones que han cambiado de manos con frecuencia a lo largo de la historia; por ejemplo, un pueblo de la actual Ucrania puede haber formado parte de Polonia antes de la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, hay algunas características comunes que debes tener en cuenta al investigar la historia familiar judía.

  • Hasta la Emancipación en el siglo XIX, los judíos no eran verdaderamente considerados «ciudadanos» de ningún país. En algunos países, se les consideraba propiedad del soberano; en otros, eran extranjeros a los que se les permitía establecerse en una región específica. Esto puede afectar al modo en que se llevaban los registros de los residentes judíos.
  • Aunque los judíos que vivían en países cristianos sufrían mayor violencia y graves persecuciones, los que estaban bajo el dominio musulmán tampoco eran tratados como iguales. Los judíos, tanto en las zonas cristianas como en las musulmanas, solían estar sometidos a fuertes impuestos y muchos aspectos de sus vidas estaban restringidos o regulados, desde la forma de vestir, hasta los oficios a los que podían dedicarse y la altura a la que podían construir sus estructuras comunitarias.
  • En algunos lugares, incluso se establecieron cuotas para el número de matrimonios permitidos, lo que hizo que se celebraran muchos matrimonios «no oficiales» que nunca llegaron a registrarse ante las autoridades.

Encontrando registros judíos en MyHeritage

Dado que el pueblo judío era una minoría que se extendía a través de una amplia franja geográfica de regiones, puede ser un poco complicado identificar las colecciones que tengan valor para la genealogía judía. Los registros históricos de los antepasados judíos pueden encontrarse en colecciones específicamente judías, pero también pueden hallarse entre los registros de otras minorías o de la población en general, ¡incluso en los registros de las iglesias! En algunas zonas, durante los siglos XVII y XVIII, las iglesias se encargaban de mantener los registros de todos los habitantes de la ciudad, independientemente de su religión.

MyHeritage alberga una serie de importantes colecciones y recursos judíos. Entre las colecciones de gran interés para los investigadores del patrimonio judío se encuentran las siguientes:

Además, MyHeritage tiene una asociación con JewishGen que permite a los usuarios acceder a los registros de este recurso clave en la genealogía judía en la plataforma de MyHeritage.

Una pista de nuestro Experto en Genealogía Daniel Horowitz es entrar en el Catálogo de Colecciones e introducir la palabra “judío” en el recuadro de búsqueda:

 

Researching Jewish genealogy on MyHeritage's Collection Catalog
Introduciendo el término «judío» en la casilla de búsqueda del Catálogo de Colecciones

Esto producirá resultados que incluyan colecciones con la palabra «judío» o «judía» tanto en el título como en la descripción. También puedes probar a utilizar otras palabras clave relacionadas, como «Israel» y «Holocausto”.

Las colecciones de periódicos y libros de MyHeritage también contienen muchos recursos judíos, como The Jewish Chronicle. Las colecciones de anuarios también contienen publicaciones de escuelas y colegios judíos. Estos pueden ser un poco más difíciles de encontrar, pero aparecerán en el motor de búsqueda de MyHeritage cuando busques a alguien mencionado en ellos, o en Record Matches cuando esa persona tenga un perfil en su árbol.

Traducción Mundial de Nombres™ de Registros Judíos

Una de las características que distinguen a MyHeritage como recurso genealógico es Traducción Mundial de Nombres™, una característica que te permite buscar registros en otros idiomas y sistemas de escritura utilizando tu idioma nativo. El algoritmo identifica el nombre que buscas en otros idiomas y obtiene los resultados de los registros en esos idiomas, traduciéndolos después al tuyo.

Aprender a leer el alfabeto hebreo -tanto los nombres en hebreo como en yiddish- es una ventaja para la investigación genealógica judía, pero Traducción Mundial de Nombres™ te ahorra el trabajo. Esta función también es especialmente útil para buscar registros judíos de Europa del Este escritos en ruso o ucraniano, o de Grecia que estén escritos en griego.

ADN Judío en MyHeritage

Otra vía que ofrece MyHeritage para investigar tu herencia judía es la prueba de ADN.

El test de ADN de MyHeritage ofrece los resultados de etnia judía más diversos y detallados del mercado, con 5 grupos étnicos judíos y 55 grupos genéticos de origen judío.

En términos de Coincidencias de ADN, MyHeritage tiene una de las bases de datos de ADN más grandes del mundo y ofrece herramientas de vanguardia para clasificar, organizar y analizar tus Coincidencias de ADN para lograr conocimientos sobre tu historia familiar.

¿Prueba el ADN judío la ascendencia judía?

Los resultados de etnia judía sugieren, por supuesto, herencia judía, especialmente si el porcentaje de ADN judío en tus resultados es superior al 6%. Sin embargo, es importante recordar que la estimación de etnia es sólo eso: una estimación. Tener etnia judía en tus resultados significa que un cierto porcentaje de tu ADN comparte características con personas de origen judío, pero no es una prueba definitiva de que seas de ascendencia judía.

La única manera de probar la ascendencia judía es conectando tu árbol genealógico con aquellos antepasados de los que se haya confirmado históricamente que eran judíos. El ADN puede ayudarte con esto conectándote con Coincidencias de ADN con las que puedes compartir un ancestro de herencia judía confirmada.

Las funciones de filtrado de MyHeritage pueden ayudarte a centrarte en las Coincidencias de ADN con la etnia judía. En tu lista de Coincidencias de ADN, haz clic en «Filtros». A continuación, pulsa en «Todas las etnias» y selecciona la etnia judía en la que deseas centrarte.

Filtering DNA Matches by Jewish ethnicities on MyHeritage

Endogamia y ADN Judío

Si eres de ascendencia judía, es importante tener en cuenta que las comunidades judías – especialmente las asquenazíes, pero no únicamente – han sido históricamente endógamicas. Dado que los miembros de estas comunidades se casaban entre sí, los judíos suelen compartir más ADN entre ellos que la media, lo que significa que las relaciones con las coincidencias de ADN pueden parecer más cercanas de lo que son.

A la luz de esto, cuando analices tus coincidencias de ADN, presta especial atención a la longitud de segmentos compartidos en lugar de la cantidad total de ADN compartido. Un único segmento más largo de ADN compartido es un indicador más fuerte de una relación rastreable que muchos segmentos cortos.

Para profundizar en la investigación de la ascendencia judía, consulta los siguientes recursos de la Base de conocimientos:

Visita myheritage.es/research para empezar a investigar tus antepasados judíos hoy mismo.

URL is copied to your clipboard.