Cómo las Pruebas de ADN pueden Ayudarte a Encontrar Nuevos Parientes

Cómo las Pruebas de ADN pueden Ayudarte a Encontrar Nuevos Parientes

Cuando hagas una prueba de ADN de MyHeritage o subas tu ADN a MyHeritage, recibirás una estimación étnica y una lista de coincidencias de ADN. Estas son personas que probablemente son parientes (cercanos o lejanos) porque hay similitudes significativas entre su ADN y el tuyo. Por cada coincidencia de ADN, podrás ver la relación estimada entre tú y la otra persona, basada en el porcentaje de ADN que compartes con esa persona.

Una coincidencia de ADN (click para zoom)

Si tu coincidencia tiene un árbol genealógico, también podrás verlo y comprender mejor cómo se relacionan ustedes dos. Recomendamos contactar con sus mejores parejas de ADN para intercambiar información sobre cómo pueden estar emparentados.

Dos muestras anónimas de ADN con el 50% de sus secuencias en común podrían ser hermanos o un hijo y un padre. La primera cosa que el ADN puede decir sobre tus parientes conocidos es ¡si están realmente emparentados de la manera que tú crees! Del mismo modo, comparar el ADN con parientes antes desconocidos y descubrir que comparten segmentos comunes significativos puede ayudar a determinar si están emparentados. El uso de varias herramientas genealógicas puede ayudar a rastrear cómo exactamente estás emparentado con tus coincidencias de ADN. Por lo general, hay más de un tipo de relación que puede ser explicado por la cantidad de ADN compartido que dos personas tienen en común. Por ejemplo, alguien que comparte el 25% de tu ADN puede ser un abuelo, una tía o tío, una sobrina o sobrino, o un medio hermano. Combinando la información del ADN con otra información, puedes reducir las posibilidades de descubrir la relación más probable. Empieza por mirar las edades de los individuos. Si hay una diferencia de edad de al menos 30 años, es más probable que se trate de una relación tío/tía o sobrino/sobrina que de un medio hermano. Si hay una diferencia de edad de 60 años, es más probable que sea una relación de abuelos y nietos. También puedes mirar los árboles genealógicos en los que cada persona aparece para obtener más pistas.

¿Cómo puede el test de ADN decirme todo esto?

El ADN humano es una larga secuencia de unos 3.000 millones de pares básicos. Sin embargo, el 99,9% de la secuencia es idéntica en todas las personas. Las pruebas de ADN como la prueba de ADN de MyHeritage analizan alrededor de 700.000 puntos variables en la secuencia de ADN llamados SNPs. Comparando esta muestra de la secuencia de ADN de una persona con secuencias de referencia que han sido leídas en su totalidad, se pueden deducir cerca de 33 millones de pares básicos (o en lenguaje científico, imputables). Esta secuencia puede ahora compararse con las secuencias de todos los demás en la base de datos de ADN para encontrar personas con secciones significativas en común. Estas personas son tus coincidencias de ADN. Si bien no es imposible que el ADN compartido sea una coincidencia, es mucho más probable que dos individuos que comparten una cantidad significativa de ADN lo hayan heredado de un antepasado común.

Los segmentos idénticos por descendencia (IBD) son secciones de la secuencia de ADN que son idénticas en dos o más personas, lo que indica que el segmento fue heredado de un ancestro común y los dos individuos están de alguna manera relacionados que a través de ese ancestro. Cuanto más grande es el segmento, más reciente es el ancestro común, y es más probable que el ADN haya sido, de hecho, heredado de un ancestro común y no compartido por coincidencia. Cuanto mayor sea la cantidad total de ADN en los segmentos, más estrechamente relacionadas estarán estas dos personas.

Una tabla de relaciones estimadas muestra tu relación con cada una de tus coincidencias de ADN (clic para zoom)

Mientras que los parientes cercanos comparten más ADN, los parientes más lejanos comparten menos ADN. Dos primos lejanos que nunca se han conocido pero que tienen un antepasado común, probablemente tengan un pequeño fragmento de ADN heredado de ese antepasado. Esa es la base para usar las pruebas de ADN para descubrir parientes que de otra manera no conocerías.

El tamaño exacto de una secuencia corta de ADN común depende de cuántas generaciones atrás haya estado el ancestro común y, por supuesto, del azar, ya que dos personas pueden tener un ancestro común del que no heredaron nada de ADN. Eso puede ocurrir porque cada vez se hereda menos ADN de ese antepasado en cada generación posterior. Por ejemplo, como has heredado la mitad del ADN de tu madre, puede que no hayas heredado la pequeña cantidad que ella heredó de uno de sus antepasados lejanos. Eso no significa que tú y un primo lejano por parte de tu madre no compartan ese ancestro común – ¡sí lo hacen! Pero no serán necesariamente compatibles con el ADN.

URL is copied to your clipboard.