Cómo Entrevistar a Tus Familiares

Cómo Entrevistar a Tus Familiares

Si te propones aprender más sobre las raíces de tu familia, no hay duda de que el viaje será increíblemente gratificante. Saber más acerca de quiénes fueron tus antepasados te ayudará a entender más acerca de quién eres ahora – y te dará las herramientas para crear un futuro mejor para ti y tu familia.

Cuando te sientas y empieces, el camino puede parecer desalentador. Hay mucho que aprender y mucho trabajo que hacer. ¿Cómo encontrarás la información que necesitas? ¿Cómo la documentarás para asegurarte de que sea precisa y se conserve para las generaciones futuras? Como genealogista, adquirirás una amplia gama de habilidades. Te convertirás en un historiador, un psicólogo, un cartógrafo, un investigador, un lingüista y un paleógrafo, todo en uno.

Estudiaremos cómo entrevistar a parientes para reunir información para tu árbol genealógico, específicamente a miembros de la familia de edad avanzada.

Cómo Entrevistar Familiares

Si planeas investigar el pasado de tu familia, entrevistar a tus parientes mayores es el mejor punto de partida. Los ancianos de tu familia llevan en sus memorias una gran cantidad de valiosa información, y el momento de registrarla es ahora.

Es mejor comenzar con tu pariente vivo más anciano para capturar la información que solamente ellos pueden proporcionar. Sin embargo, puede haber otro pariente más joven que ya haya hecho alguna investigación genealógica y haya recopilado información sobre la familia. ¡Estas personas son el tesoro escondido! A medida que avances en tu investigación, es posible que encuentres algo más. Podrás corroborar la información que adquieras, comparar notas, compartir registros e historias familiares y copiar los árboles genealógicos de los demás.

No te detengas en un solo miembro de la familia, tampoco. Tías y tíos abuelos, primos y parientes más lejanos también pueden ser una gran fuente de información. Haz una lista de los miembros de la familia que te gustaría entrevistar y priorízalos, primero con los parientes mayores.

Si vives lejos, es posible que no puedas realizar entrevistas en persona, e incluso si planeas visitarlo pronto, comienza con una entrevista telefónica.

Preparación de la Entrevista

Asegúrate de reservar tiempo suficiente para la entrevista. Puede tomar varias sesiones de varias horas cada una. El número y la duración de las sesiones dependen de diversos factores: la salud y la resistencia del entrevistado, por ejemplo, y la cantidad de información que tiene que compartir. Cuanto más tiempo tengas, mejor.

Aún así, para aprovechar al máximo el tiempo con tu familiar, es una buena idea prepararse con anticipación. Prepara las preguntas y el equipo y, si es posible, pregúntales si pueden buscar o pedir por ahí los registros familiares y las fotografías, y tenlos a mano cuando los visites.

Equipo que tal vez quieras llevar:

  • Un cuaderno y un bolígrafo.
  • Una grabadora de voz o una videocámara. La grabación de la entrevista te libera de tomar notas y te asegura que no te perderás ni un solo detalle. Además, un video de la abuela contando historias sobre su familia puede ser un recurso valioso tanto para ti como para tus descendientes. La aplicación gratuita MyHeritage móvil tiene una función de grabación de audio que te permite añadir las grabaciones directamente a tu árbol genealógico MyHeritage. Las grabaciones realizadas en la aplicación se almacenan en el perfil de la persona a la que estás entrevistando, y se puede acceder a ellas en cualquier momento en el sitio familiar o en la aplicación móvil.
  • Una cámara digital y un escáner. Esto puede ayudar a documentar fácilmente los recuerdos y hacer copias de las fotografías y documentos de la familia. Incluso puedes usar tu smartphone como un escáner, lo que resulta muy fácil de hacer en la aplicación móvil MyHeritage. Nuestra función de escáner digital crea imágenes de alta calidad de fotografías y documentos, permitiéndote etiquetar a tus familiares, añadir detalles y descripciones, y catalogar cada archivo en la sección apropiada de tu árbol genealógico.
  • La aplicación móvil MyHeritage es una manera excelente de registrar a los familiares y escanear fotos y documentos directamente a tu árbol genealógico.
  • Una botella de agua o una tisana para cada uno. ¡Hablarán mucho y las gargantas se secarán!

Preguntas Generales para Hacer

Aquí hay algunos ejemplos de preguntas que puedes hacer a tus familiares para ayudar a añadir información a tu árbol genealógico. Recuerda siempre hacer preguntas abiertas; éstas te darán mucha más información que las preguntas que se pueden responder simplemente con un «sí» o un «no».

  • ¿Dónde naciste? ¿Cuál fue la primera casa que recuerdas?
  • ¿Dónde nacieron tus padres?
  • ¿Tu o tu familia se mudaron o inmigraron en algún momento de su vida? ¿De dónde a dónde y cuándo?
  • ¿Cuántos hermanos tuvieron tus padres? ¿Cómo se llamaban? ¿Sabes dónde nacieron o de dónde eran tus padres?
  • ¿Cuáles son algunas de las historias familiares que recuerdas?
  • ¿Cuál fue tu primer idioma? ¿Qué idioma hablaban tus padres?
  • ¿Recuerdas a alguien de nuestra familia luchando en una guerra? Si es así, ¿qué guerra?
  • ¿Qué significan tu nombre y apellidos? ¿Sabes por qué te llamaron así?
  • ¿Te cambiaste el nombre en el transcurso de tu vida? Si es así, ¿por qué y cuál era su nombre anterior?
  • ¿Cuáles eran los nombres y apellidos de tus padres? ¿Recuerdas los nombres y apellidos de sus propios padres?
  • ¿Cómo conociste a tu esposa/o?
  • ¿Qué recuerdas de la familia de tu cónyuge?

Puedes encontrar una lista mucho más larga de preguntas detalladas para hacer en este post, pero recuerda que bombardear a tu familiar con demasiadas preguntas puede ser abrumador. Decide qué información es la más importante y diseña tu entrevista para centrarte en esa información. Una vez que las preguntas más urgentes sean contestadas, explora recuerdos e historias adicionales. También recuerda que algunas personas tienen más memoria visual que auditiva, por lo que puede resultarles más fácil recordar detalles si dibujas un árbol genealógico o miras las fotografías familiares juntos.

Mirar las fotos durante la entrevista puede ayudar a los familiares a recordar detalles

Revisión de los Recuerdos de Familia

Las fotografías familiares, las reliquias y otros recuerdos son algunas de nuestras posesiones más preciadas. La mayoría de los parientes ancianos estarán encantados de verlas con usted – y hacerlo puede traer recuerdos adicionales.

Algunos artículos que usted puede pedirle a su familiar que le muestre o que usted mismo traiga a la entrevista para refrescar sus recuerdos:

  • Fotografías familiares
  • Antiguas cartas e invitaciones a bodas u otros acontecimientos relacionados con la vida cotidiana
  • Anuarios
  • Recortes de periódicos
  • Registros como certificados de nacimiento, muerte y matrimonio
  • Registros escolares, tales como boletines de calificaciones y diplomas
  • Registros militares
  • Documentos religiosos como los registros de bautismo o matrimonio
  • Herencias familiares, como joyas, artículos religiosos, libros y obras de arte
  • Otros objetos que tienen un significado particular en el contexto de la familia

Fotos de la familia, documentos y recuerdos para llevar a una entrevista

Al repasar estos artículos juntos, pregunta a quién pertenecían, dónde y cuándo fueron adquiridos, para qué se utilizaron y si tu familiar puede recordar alguna historia sobre ellos. Asegúrate de tomar notas organizadas (o grabar las respuestas en audio después de describir el artículo en particular), especialmente sobre las fotografías, para que recuerdes quién es quién.

Sé Sensible

Recuerda que aunque muchas personas mayores disfrutan de la oportunidad de recordar y compartir historias familiares, a veces puede haber recuerdos sensibles o dolorosos de los que puede ser difícil que su familiar hable. Puede haber recuerdos traumáticos asociados con ciertos eventos o miembros de la familia, o los sentimientos sobre la reciente pérdida de un ser querido pueden estar todavía latentes. Haz lo mejor que puedas para dar apoyo y no presiones demasiado a tu familiar si parece que está pasando por un momento difícil. Ofrécete a tomar un descanso o a preparar una taza de té, y sigue adelante cuando estén listos.

Da apoyo y toma descansos frecuentes con tu familiar.

Antes de Irte

Cuando termines, no olvides preguntarle a tu familiar si hay algo que le gustaría agregar, o que le gustaría que le preguntaras. Invítalo a llamarte o escribirte si recuerda alguna historia o información que le gustaría compartir más tarde.

Poniendo Todo En Orden

Una vez que hayas completado tu entrevista, necesitarás organizar la información que has adquirido de manera que sea fácil para ti y para otros tener acceso a ella. Sitios como MyHeritage facilitan la construcción de un árbol genealógico, el almacenamiento de registros y el compartir toda esa información con tus parientes. Puede que quieras compilar un álbum o un libro de recortes con lo que has encontrado – y el pariente que entrevistaste probablemente estará encantado de recibir una copia si preparas un libro de fotos digital.

URL is copied to your clipboard.