Cuidado Con Los Errores De Genealogía

Cuidado Con Los Errores De Genealogía

Los seres humanos cometen errores. ¿Recuerdas el viejo proverbio: «Errar es humano, perdonar es divino»? La versión genealógica debería ser:..: «Errar es humano, para corregir la genealogía».

Todo historiador de familia y genealogista sabe que los árboles genealógicos pueden incluir errores.

A veces son el resultado de simples errores del hombre. Tal vez los datos fueron mal escuchados durante una entrevista oral, o copiados de una transcripción u otros registros de manera inexacta; tal vez eventos trágicos, como muertes, sesgaron la memoria de los parientes y causaron que proporcionaran información imprecisa; o tal vez la escritura que registró la información fue simplemente demasiado difícil de leer. A veces los errores se deben a información suministrada por parientes que simplemente no sabían la verdad (como los errores en las lápidas) o no hicieron correcciones porque hacerlo sería demasiado costoso ( nuevamente los errores en las lápidas). En ocasiones, los errores pueden atribuirse al impulso de «hagamos que la historia suene mejor», lo que puede llevar a un embellecimiento adicional con el paso de los años.

Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte a evitar la repetición y la acumulación de errores en tu investigación.

  • Si se te da a elegir entre usar imágenes escaneadas/digitalizadas/microfilmadas de cualquier tipo de registro o una transcripción hecha por otra persona, elige la imagen. El error humano puede aparecer cada vez que se copia un registro. Además, la transcripción también depende de las decisiones tomadas por alguien que puede no estar al tanto de ciertos nombres étnicos o lugares comunes o que no tiene el entrenamiento adecuado para descifrar la escritura y reconocer errores, abreviaturas o símbolos comunes. Aunque los transcriptores intentan ser precisos, la información puede no serlo, así que mire la imagen por tu cuenta.
  • Si bien los registros del censo siempre son útiles, recuerda que el encuestador puede no haber entendido correctamente el acento fuerte de un miembro de la familia, y esto puede haber llevado a errores en las edades, los nombres y los orígenes.
  • Trata de seguir a la familia a través de los censos posteriores para determinar los hechos. En los Estados Unidos, intenta también hacer censos estatales (si existen), registros del seguro social, tarjetas de reclutamiento, tarjetas de registro de extranjeros, registros de votación y documentos de ciudadanía.
  • Los artículos históricos de los periódicos pueden ser importantes, pero recuerda que los reporteros pueden haber entrevistado a personas que no tenían claros los detalles o a quienes les faltaba información suficiente para llevar a cabo una investigación exhaustiva y precisa. Esto sucede incluso con los mejores periódicos. La publicación de un obituario puede basarse también en errores cometidos en el pasado y perpetuarlos.
  • Los árboles genealógicos publicados o en línea son tan buenos como la persona que los compiló. ¿Fue metódico el investigador? ¿Siguió las normas genealógicas, verificó los documentos originales (o imágenes) y volvió a comprobar las transcripciones? ¿O se limitó a registrar las historias familiares y a presentarlas como hechos sin verificar los eventos, fechas, nombres, etc.? ¿Da el recopilador fuentes verificables para los datos?
  • De la misma manera, una historia familiar publicada (o incluso una historia geográfica, como una ciudad, condado o estado) también puede contener errores repetidos de compilaciones anteriores de árboles genealógicos. Lee los árboles genealógicos e historias familiares en línea y busca las fuentes documentadas utilizadas por el autor o el compilador. Las historias publicadas también pueden contener errores de impresión.
  • Eres afortunado si tus antepasados te dejaron cartas, diarios o incluso agendas diarias. Aunque estos se consideran una fuente primaria valiosa, no olvides que algunos de los «hechos» sobre los individuos registrados en estas fuentes podrían estar basados en rumores.
  • Recuerda que ciertos eventos pueden no haber sido registrados con precisión, particularmente los eventos negativos que pueden haber impactado en la reputación de una persona. Por otro lado, las historias sobre personas que ya se considera que tienen una reputación negativa pueden ser combinadas para hacer que sus historias sean aún más pintorescas.
  • Los artículos de las revistas de genealogía o de historia familiar generalmente han sido revisados y se les ha asignado una fuente, aunque una historia podría basarse en un índice o en una transcripción humana con posibles errores.

Muchos sitios web ofrecen ahora imágenes escaneadas, y éstas son tan buenas como ver el material original. Una advertencia es que ciertos documentos pueden tener notas o comentarios en el reverso que pueden haberse pasado por alto durante el proceso de escaneo. Siempre trata de usar documentos adicionales para confirmar los datos de los individuos y las familias.

Si, a pesar de todos tus esfuerzos, no puedes confirmar la información porque las fuentes ofrecen datos contradictorios, registra todas esas fuentes, mostrando los datos que aparecen en cada una de ellas. Por lo menos esto confirmará a quienes vean tu trabajo – y a tus futuros descendientes – que estabas al tanto de los datos contradictorios. En el futuro, pueden salir a la luz registros adicionales que resuelvan el conflicto de una vez por todas.

Una gran herramienta disponible para todos los que tienen un árbol genealógico de MyHeritage es nuestro Verificador de Coherencia. Esta herramienta escanea los árboles genealógicos para identificar posibles errores, conflictos e inconsistencias. Algunos son relativamente obvios – por ejemplo, los niños que aparecen como nacidos antes que sus padres, hermanos nacidos con cuatro o cinco meses de diferencia, o madres que aparecen como que tienen hijos a la edad de 8 u 80 años. Todos podemos cometer errores, pero el Verificador de Coherencia puede encontrar estos errores por nosotros. También nos alerta de discrepancias adicionales que, una vez corregidas, pueden mejorar la calidad y la precisión de nuestros árboles genealógicos. Lee más acerca de esta característica extremadamente útil en: Verificador de Coherencia de Árboles Familiares en línea.

 

 

URL is copied to your clipboard.