¿Buscando Información sobre un Antiguo Negocio Familiar? Prueba con los Anuarios Escolares

Melissa Barker

¿Buscando Información sobre un Antiguo Negocio Familiar? Prueba con los Anuarios Escolares

Como genealogistas, buscamos cualquier fuente que pueda enriquecer nuestro conocimiento sobre la vida de nuestros antepasados. Si eres como yo y disfrutas buscando cada detalle de la vida de tus antepasados, sabes que a veces tienes que pensar de forma diferente. A veces tenemos que ser creativos con nuestro proceso de investigación para encontrar nueva información. Es ahí donde los registros de MyHeritage pueden ser de gran ayuda.

Tengo antepasados que eran dueños de negocios de la localidad. Tratar de localizar los registros de esos negocios puede ser un desafío, especialmente cuando se trata de encontrar fotografías del propio negocio. Los abuelos de mi marido, Lannie y Ruth (Burcham) Barker, fueron propietarios de una tienda mercantil local desde los años 30 hasta los 70. Sólo tengo una fotografía de la tienda, y en ella aparece Ruth de pie detrás del mostrador. Sigo buscando desesperadamente fotografías del exterior de la tienda desde que se estableció en los años 30; ¡me han dicho que incluso tenían esos viejos surtidores de gasolina! Hasta ahora no he tenido suerte encontrando fotografías de la tienda, pero no me he rendido.

Ruth Athalene (Burcham) Barker en la tienda Barker’s, alrededor de 1950

Algunas de las fuentes más conocidas que pueden ayudar a los genealogistas a conocer los negocios que poseían sus antepasados son los registros de permisos comerciales, los registros fiscales, los directorios de las ciudades y los periódicos. Sin embargo, me gustaría sugerir otro tipo de recurso que tal vez no hayas pensado: los anuarios escolares.

Sí, es cierto, ¡dije anuarios!

Cuesta dinero producir un anuario. Para financiar estos proyectos, los organizadores a menudo se dirigían a los negocios locales y ofrecían espacio publicitario en la obra terminada. Los negocios pagarían por poner sus anuncios en una publicación que tendría una amplia distribución entre los estudiantes, y así los organizadores del anuario tendrían el dinero para producir el libro.

Anuarios de la escuela secundaria del condado de Houston, Houston County, Tennessee. Archivos

Los libros escolares existen desde hace mucho tiempo. A veces llamados anuarios, generalmente se producían cada año, e incluían fotos e información sobre los estudiantes, los deportes, lo académico, la vida estudiantil, los clubes y los principales eventos escolares que tuvieron lugar durante el año escolar anterior. Los primeros anuarios se remontan a las escuelas de la Costa Este de finales del siglo XVII. El primer anuario universitario fue publicado en 1806 por la Universidad de Yale, y 18 años después, en 1823, el Colegio de Farmacia de Massachusetts publicó el anuario más antiguo que sobrevivió: el Signia. Los estudiantes firmaban libros de recuerdos que contenían cosas como recortes de pelo, flores secas, artículos de periódico y otros recuerdos. La producción de anuarios se convirtió en una tradición popular: Sospecho que muchos de ustedes todavía tienen el suyo en sus estantes. Sé que tengo mis anuarios de la escuela secundaria del condado de Dickson, y de hecho los miro bastante a menudo.

Si tu antepasado propietario de un negocio ayudó a la escuela local y pagó para anunciarse en el anuario, puede que encuentres esos anuncios en el libro, normalmente en la parte de atrás. Estos anuncios pueden revelar información valiosa sobre los negocios: lugares, servicios y mercancías, clientela, y a veces incluso fotos del lugar o de los propietarios.

Por ejemplo, mi padre, Robert Lee LeMaster (1942-2019) asistió a la Escuela Secundaria Ellet en Akron, Condado de Summit, Ohio en 1956. El anuario de Elletian de 1956 está escaneado y disponible en MyHeritage (aunque yo mismo tengo una copia impresa). Mi padre estaba en el octavo grado ese año, y su foto de clase aparece en el libro. Está en la quinta fila, primera foto:

Anuario de Elletian de 1956, página 86

En la parte posterior del anuario de Elletian de 1956 hay toda una sección llamada Anuncios, e incluye 26 páginas de anuncios de negocios locales. Estos anuncios contienen todo tipo de información sobre los negocios locales, como sus direcciones, números de teléfono, fotos, y los productos y servicios que ofrecen.

Anuario de Elletian de 1956, página 175
Anuario de Elletian de 1956, página 180

Si su antepasado era dueño de un negocio en Akron, Ohio, y pagó para anunciarse en el anuario escolar en 1956, este recurso podría darte mucha información para añadir a tu historia familiar.

Incluso si tu antepasado no era dueño de un negocio, los anuncios del anuario pueden proporcionar información valiosa sobre los negocios que pueden haber visitado y utilizado. Tal vez un miembro de la familia mencionó un restaurante o una cafetería que le gustaba en una antigua carta o diario familiar. Tal vez tu madre te habló de la tienda de vestidos que frecuentaba cuando era adolescente. Puede que los encuentres en la parte de atrás de un anuario local.

Así que la próxima vez que intentes localizar información sobre el negocio de tus antepasados o busques un negocio que tus antepasados mencionaron, asegúrate de revisar la colección de anuarios de MyHeritage de los Estados Unidos. Es un verdadero tesoro para cualquier genealogista, ¡por más razones de las que puedas imaginar!

URL is copied to your clipboard.